Buscamos a Guadalupe: renovó declaración una joven que estaba la última vez que vieron a la niña

Compartí

Se trata de una joven que padece síndrome de espectro autista. Pasó por Cámara Gesell y mencionó a «dos chicos en moto».

Van 70 días desde la última vez que vieron a la pequeña tras su desaparición en el Barrio 544 viviendas.

Tras 70 días sin novedades sobre el paradero de Guadalupe Belén Lucero, la niña de 5 años desaparecida en el sur de la capital provincial, se conoció que una de las testigos volvió a declarar. La tarde en que la niña fue vista por última vez había una joven con síndrome de espectro autista: volvió a pasar por Cámara Gesell y sumó informaciones a la causa.

El abogado de la madre de Guadalupe, José D´Antona, ya había manifestado su interés en el testimonio de la joven. “Se hizo a instancia nuestra una Cámara Gesell, que en un primer momento se había desechado por la opinión de una psicóloga de Tribunales. Insistimos y se hizo un trabajo muy profesional, en el que intervinieron profesionales de la Secretaría de la Mujer y otra de Tribunales, especializada en psicología. De nuestra parte, asesoró una especialista en Cámara Gesell de Buenos Aires y se pudo concretar la medida”, informó.

La joven ya pasó dos veces por Cámara Gesell. La primera declaración estuvo en consonancia con lo aportado por los otros niños que estaban con Guadalupe: jugaban a la rayuela en vereda de la manzana H, cuando vieron a una mujer vestida con ropa oscura. Sin embargo, en la segunda indagación mencionó a «unos chicos en moto». Al principio desestimaron el testimonio por las dificultades que la joven tiene en el habla, aunque luego declaró por medio de su mamá.

Nuevo hallazgo

Ayer estuvo presente en la Jefatura de Policía Santiago Díaz, un especialista en rastrillaje de Santa Fe. Díaz viajó a pedido de Yamila Cialone, madre de la pequeña, y trabajó desde la zona cero. Explicó que el rastro de Guadalupe llegó hasta la Autopista de las Serranías Puntanas: sospechan que desde allí se llevaron a la niña de 5 años, probablemente a bordo de un vehículo.

Díaz informó que una de las perras adiestradas partió desde la casa de la tía de Guadalupe y siguió el rastro hasta un descampado al sur, que daba a la autopista. Cuando llegó al camino siguió el olor unos 200 metros y se detuvo.

Guido Raza

Decidí que lo mío era la Comunicación a los 15 años. Soy alumno de la Facultad de Comunicación en la UNC y me especializo en Comunicación Institucional. Elegí La Voz Puntana como el lugar para informarme e informarlos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *