Caso Guadalupe Lucero: un experto en odorología forense descartó los rastros encontrados

Compartí

Mario Rosillo, experto en la materia y fundador de la División de Canes de la Policía de Corrientes, desestimó el informe presentado por la Brigada Internacional R.I.K-9 de Santa Fe. Los forenses santafesinos habrían seguido el rastro de Guadalupe hasta la Autopista de las Serranías Puntanas.

Para el experto es imposible encontrar restos de escamación al aire libre después de tanto tiempo. Foto: San Luis 24.

Luego de que ayer revelaran nuevos hallazgos sobre la misteriosa desaparición de Guadalupe Belén Lucero, la pequeña de 5 años desaparecida hace 71 días, las opiniones respecto a los rastros fueron cuestionadas por un odorólogo experto. Se trata de Mario Rosillo: es médico veterinario y fue el fundador de la División de Canes de la Policía de Corrientes.

Hace días Yamila Cialone, madre de la pequeña, convocó a la Brigada Internacional R.I.K-9 de Santa Fe para retomar los rastrillajes en la zona cero. El equipo integrado por Santiago Díaz trabajó en las inmediaciones del barrio 544 viviendas, frente a la casa de la tía de Guadalupe. El fin de semana afirmaron tener un rastro de la niña, aunque el informe fue desestimado por Rosillo.

El equipo santafesino comunicó que Nube, una de las perras adiestradas, marcó la casa de la tía de la nena y el centro de la calle. Metros más adelante encontró, bajo un ladrillo, una colilla de cigarrillos que contendría el aroma de Guadalupe. Nube y el equipo siguieron el aroma hacia el sur, hasta la Autopista de las Serranías Puntanas. Tras recorrer unos 200 metros de camino finalmente se perdió el rastro.

La Brigada Santafesina consideró que la niña habría sido llevada por un descampado al sur hasta la autopista, donde fue subida a un vehículo. Sin embargo, para Rosillo es imposible que hayan encontrado rastros de escamación en una escena al aire libre, 70 días después. “A 70 días es imposible encontrar células de escamación pertenecientes a la víctima. Y más sobre superficies abiertas, salvo que haya preservación del elemento, que no las hay”, señaló el perito de Corrientes y Chaco.

Por último, negó que pudieran haber células de la niña en el cigarrillo encontrado. “No es posible porque nada hay para relacionar el cigarrillo con la víctima», cerró.

Guido Raza

Decidí que lo mío era la Comunicación a los 15 años. Soy alumno de la Facultad de Comunicación en la UNC y me especializo en Comunicación Institucional. Elegí La Voz Puntana como el lugar para informarme e informarlos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *